29 Nov 2017
noviembre 29, 2017

CÁLCULO VALORES DEFINICIÓN – PARTE 1

0 Comment

Es habitual escuchar términos como valor de reposición, valor catastral, valor a nuevo, valor real, valor de afección,  valor de seguro, valor de los estéticos, valor de mercado valor alzado valor máximo , valor mínimo, valor final, valor de chatarra, valor de obsolescencia, valor de las pérdidas consecuenciales, etc…

 

Vamos a intentar desgranar en este blog todo este compendio de términos que muchas veces son lo mismo, a veces parecidos y otras veces sectoriales, porque son un lenguaje que se maneja de forma habitual en un sector y no es generalista.

·VALOR DE REPOSICIÓN

El valor de reposición es un término que aparece en los contratos de seguros de hogar sobre todo, y es lo que vale un bien si en el momento del siniestro lo compráramos. Las pólizas también hablan de arreglar el bien afectado.

Aquí se da una paradoja; si la ley del seguro me dice que no puedo tener un enriquecimiento injusto por un siniestro, en caso de un bien siniestrado (por ejemplo, una lavadora con 10 años que no tiene arreglo a causa del siniestro), la aseguradora nos debe indemnizar con una lavadora nueva porque eso es lo que figura en el contrato suscrito en póliza. ¿Pero qué ocurre si la lavadora afectada es de un tercero y somos nosotros los responsables del daño? Que nuestra aseguradora al tercero no le indemniza a nuevo sino que le indemniza lo que cuesta la lavadora en el momento del daño. En el caso de una lavadora con 10 años, la indemnización es un valor de chatarra.

Suele ocurrir en los juicios que una aseguradora reclama daños a un causante que ha indemnizados a valor de reposición a su asegurado, cuando no debería de reclamar a valor de reposición sino a valor real.

Por ejemplo, nuestra vivienda se ve afectada por una inundación que es responsable la vivienda de arriba. Nuestra aseguradora nos indemniza a valor a nuevo los daños en nuestra vivienda, pero debería reclamar a valor real al propietario de la vivienda de arriba.

·VALOR REAL

Siguiendo con el ejemplo anterior, el caso anterior nos sirve para explicar este concepto de valor real; el valor real es el valor de un bien en el momento presente,  ahora, en estos momentos.

CÓMO SE CALCULA EL VALOR REAL

La verdad es que suele ser difícil en la mayoría de los casos y queda sujeto a interpretaciones particulares e interesadas a excepción de la de maquinaria. En el caso de maquinaria es bastante fácil, porque el fabricante nos da los datos de la vida útil.

Por ejemplo, un tractor que  cueste 50.000 euros y tenga 5.000 horas de trabajo según el cuenta horas de que tiene en la cabina. El cálculo se realiza de la siguiente manera :

El fabricante nos da el dato de que la vida útil de ese tractor es de 10.000 horas. En este caso, el cálculo del valor es fácil; ese tractor vale 25.000 euros. Claro está, aquí nos encontramos también en el uso que se le ha dado a ese tractor. No es lo mismo un auto que duerme en garaje y con un dueño cuidadoso que un auto que duerme en la calle y con un dueño poco cuidadoso o poco hábil conduciendo. Son circunstancias importantes a la hora de valorar un bien y que el técnico valorador debe ponderar y reseñar en su informe de valoración.

Vamos a complicar un poco más el ejemplo del tractor. Si el tractor tiene 15.000 horas de trabajo, ¿cuál sería la valoración real del tractor?

Según el fabricante ese tractor no debería de estar siendo utilizado, pero lo está, y su dueño manifiesta  “ME HA SALIDO MUY BUENO”. ¿Realmente una máquina que ha sobrepasado un 50% su vida útil puede ser económicamente viable?

Desde un punto de vista técnico, esa máquina vale lo que vale sus restos, el valor de chatarra. Pero desde un punto de vista real, el propietario se ha quedado sin una herramienta de trabajo y ahora tiene que hacer frente a unos gastos de la compra de un tractor (que incluso puede ser de segunda mano) que igual no puede ser capaz de afrontar.

Donde más se complica este valor es en  los casos de divorcio, cuando hay que valorar el ajuar de una vivienda.

Tenemos un caso donde una señora nos dice “este sofá  nos lo compro mi madre como regalo de bodas y pago 4.500 euros,  y hace 8 años que nos casamos”. Pues bien, ese sofá en la actualidad vale cero o cercano a cero euros porque el sofá con 8 años  tiene su vida útil hecha.

En este caso, ¿cuál sería la valoración del sofá? Según el estado del sofá, se valoraría aplicando un demérito de por lo menos un 70%

 

Dejamos para la siguiente entrega en el blog escribiendo sobre los valores y casos prácticos de aplicación de los mismos. No dudéis en contactar con nosotros para compartir cualquier cuestión o consultar cualquier duda que os pueda surgir.

No dude en ponerse en contacto con nosotros para resolver cualquier consulta, estamos a su disposición en el teléfono 94 442 57 90 o en el correo electrónico gpnor@gpnor.com

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN

Leave a Reply